Un puzzle contra las goteras

El alcalde de Aguilar de Bureba, José Abel Varga, anuncia su intención de entregar al delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Baudilio Fernández-Mardomingo, un puzle de 3.000 piezas con la imagen de la iglesia del pueblo para pedir que se inicie de inmediato la restauración de este monumento declarado Bien de Interés Cultural. La Dirección General de Patrimonio del Gobierno regional está comprometida con dicho arreglo y así se refleja en los presupuestos regionales de 2015. «Es una llamada de atención pacífica y original a la que me veo obligado porque los vecinos lo piden; llevamos 25 años oyendo que van a arreglar la iglesia», apunta el regidor quien se queja del uso electoralista que ha tenido el templo y «todo sigue igual». El rompecabezas ha sido montado pacientemente durante cuatro meses por el actual alcalde de Aguilar, que no ha estado solo en la tarea ya que ha contado con la participación del exalcalde Alejandro González que gobernó la villa durante 24 años y del ex teniente de alcalde Luis Miguel Martínez. «Queremos que el puzle sea remitido a la Dirección General de Patrimonio en Valladolid para que de un impulso a las obras en nuestra iglesia que cada vez se está deteriorando más», apunta Varga. El regidor explica que estos días de lluvia, las vecinas son las que se encargan de retirar con las fregonas los charcos de agua que se originan en varias zonas de la iglesia como consecuencia de las goteras del tejado y ensalza de forma especial la entrega de las vecinas más mayores «como Aurelia Gil y Andrea González que con casi 90 años ayudan en la tarea». El alcalde burebano anuncia que «no va a parar» hasta que no rehabiliten la iglesia y no descarta movilizaciones de los vecinos frente a la Delegación Territorial de la Junta en Burgos. El invierno se ha echado encima y la anunciada restauración de la iglesia románica de Aguilar de Bureba continúa en compás de espera. Su reforma tiene consignados 75.000 euros en los presupuestos de la Junta de Castilla y León pero la intervención se está dilatando. Hace justamente un año, el templo recibió la visita del director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz. En aquel acto, desveló que el proyecto global presupuestaba la intervención en 250.000 euros. Los arreglos se centrarían en renovar la cubierta del monumento y en consolidar los muros agrietados. En aquella visita también estuvo el presidente de la Diputación, César Rico, quien declaró que la institución provincial buscaría una fórmula de colaboración teniendo en cuenta la singularidad que tiene la iglesia de Aguilar de Bureba en su condición de Bien de Interés Cultural. «Auxilio» El templo de Aguilar lleva años ‘pidiendo auxilio’. En el exterior, el deterioro es muy visible tanto en los muros traseros del edificio como en buena parte del tejado. En el interior, las goteras y los charcos son una constante. El estado de conservación ha ido empeorando a lo largo del tiempo y en numerosas ocasiones se han producido preocupantes derrumbamientos. El templo, declarado Monumento Histórico Artístico Nacional en 1983, pertenece a la Ruta del Románico Burebano y aunque enmascarado por añadidos posteriores, aún conserva su traza original con una sola nave y ábside semicircular. Las últimas obras importantes acometidas datan de hace «unos quince años», apunta el alcalde, y estuvieron relacionadas con el desprendimiento del campanario. (Fuente Diario de Burgos)