Usted está aquí

El chacolí y las bodegas

El chacolí y las bodegas
Dirección:
Teléfono:
Móvil:
Fax:
Mail:
Web:

HISTORIA DEL CHACOL√ć

 

           Hacia el a√Īo 863 se conocen ya donaciones de vi√Īedos en Briviesca y Pr√°danos. Es una √©poca de abastecimientos, y en Poza se llega a decir que viven de la sal y del vino.

           El t√©rmino ‚Äúchacol√≠‚ÄĚ aparece ya en 1726 en el Diccionario de Autoridades y dice que procede del vascuence; pero esto no es cierto, ya que est√° admitido como un barbarismo en el vascuence. En realidad, antes de que en Las Vascongadas hubiera vi√Īedos, ya se hac√≠a chacol√≠. El origen parece ser latino: del t√©rmino ‚Äúagrio‚ÄĚ > agroli (sufijo despectivo) >ajoli > chacol√≠.

           Es una palabra ocasional; es decir, que no se encuentra ninguna referencia a ella. Entra de repente y coge cuerpo por primera vez en la Bureba.La tierra y el clima se prestan a ello; tanto es as√≠ que la misma uva tra√≠da de la Ribera o de Toro no da el mismo vino all√≠ y aqu√≠.

           En otro Diccionario de la R.A.E. posterior es calificado como ‚Äúvino p√©simo, detestable, infernal, un poco agrio, de poqu√≠sima sustancia y coloraci√≥n‚ÄĚ.

En el Catastro del Marqu√©s de la Ensenada, del siglo XVIII, se le califica como ‚Äúvino √°cido y agrio‚ÄĚ. Pero, como dijo D. Pablo Arribas Briones, estudioso del tema, ‚Äúal chacol√≠, como a las mujeres, se les ha de juzgar como tales‚ÄĚ. Quiere decir que al chacol√≠ hay que juzgarlo como se merece, cosa que no siempre ha sucedido.

           El chacol√≠ es un vino natural, sin sustancias qu√≠micas, obtenido en el propio lagar. Es un vino de verano y para el di√°logo distendido, bueno para tomar en la bodega con chuletas; acompa√Īa bien asimismo a la pesca y a los mariscos.

 

   En un documento que conocemos de Aguilar del a√Īo 1063 ya se nombran varias veces las vi√Īas,  lo que permite suponer que estas deb√≠an de extenderse por todo o gran parte del territorio municipal. En el siglo XV deb√≠an de ser tan importantes como los cereales, ya que en 1495 se dice del pueblo ‚Äúque ten√≠a muchas vi√Īas al t√©rmino de Pedredo‚ÄĚ y se citan tambi√©n las vi√Īas de El Portillo y Aldaro. As√≠ lo atestiguan nombres de t√©rminos que proceden de aquellas remotas fechas, como Vi√Īa Palacio, Vi√Īa sesenta, Tres Vi√Īales, El Majuelo, Vi√Īacabo...

            En 1752, seg√ļn el Catastro del Marqu√©s de la Ensenada, las vi√Īas se extend√≠an aproximadamente por todo lo que era El Testado: Carrav√°scones, La Hoyada, Pradillalta, Horcajo, Carraportillo, Pedredo, Aldaro, La Loma, La Solana, Cascajares, Aguil√≥n, hasta El Cerro y Las Plantas. Hab√≠a vi√Īas de 1¬™, de 2¬™ y de 3¬™ calidad, que produc√≠an respectivamente 4, 2 y 1 c√°ntaras de vino por a√Īo.

           Hab√≠a en el pueblo 30 cuevas (bodegas) en servicio y 2 lagares, con 71 cubas y 11 toneles, cuya cabida total era de 4.336 c√°ntaras. El vino pagaba sus diezmos a la iglesia, que ascend√≠an a 55,5 c√°ntaras. No hab√≠a taberna, cada cosechero vend√≠a el vino en su casa. Cada a√Īo se remataba el lagar que el Concejo llevaba en renta.

           El vino entraba a formar parte de cualquier contrato o escritura, as√≠ en los remates de la panader√≠a o del horno, como al hacer contrato al herrero, al aladrero, al veterinario... se obligaba a pagar una o m√°s c√°ntaras de vino ‚Äúpor derechos de oficio‚ÄĚ. Esta costumbre se ha mantenido, con el nombre de ‚Äúrobla‚ÄĚ, hasta no hace muchos a√Īos.

           Sin embargo, por aquellos a√Īos deb√≠a importarse bastante vino de Rioja; anualmente se firmaba un contrato para ‚Äúportear el vino‚ÄĚ, vino que ha de ser ‚Äúcom√ļn y bueno, a contento de los Regidores‚ÄĚ. Hay dos tipos de remates: al por menor o ‚Äúsisa‚ÄĚ y al por mayor o ‚Äúvendaje‚ÄĚ.

           A partir de 1845 hay Escrituras sobre la venta de aguardiente, anisete y vino de M√°laga, todo de buena calidad, especificando precios y otras condiciones.

           A lo largo de la 2¬™ mitad del siglo XIX se va abandonando el vi√Īedo, debido a las plagas (mildiu y filoxera) y a la falta de calidad. Vuelven a plantarse vi√Īedos y se ponen guardas temporeros. A finales del siglo XIX se hacen todav√≠a unas 2.000 c√°ntaras de vino, se acuerda el d√≠a de comenzar la vendimia, as√≠ como ‚Äúverificar el aforo de vino chacol√≠ recolectado en el pueblo‚ÄĚ. Sigue habiendo 2 lagares y 42 bodegas.

           Actualmente, han desaparecido los lagares y tambi√©n desaparecieron las pocas vi√Īas que quedaban. Se han perdido tambi√©n costumbres, como la de abonar al Ayuntamiento. dos c√°ntaras de vino los que se casaban en el pueblo. Todav√≠a hasta hace muy poco, se segu√≠a pisando la uva en los ‚Äútinos‚ÄĚ, a la manera tradicional, aunque con uva tra√≠da de fuera (de Rioja, de la Ribera o de Toro), hasta unas 2.000 √≥ 2.500 c√°ntaras. Pero ya ha pasado esta tradici√≥n. Se sigue elaborando vino (en menores cantidades), trayendo el mosto directamente y cuid√°ndolo en las bodegas de siempre.

 

                               Jes√ļs Gonz√°lez (Chuchi)

Localización